¿Cómo utilizar correctamente una mascarilla? Desde principios del año 2020, todas las personas a nivel mundial se han visto envueltas en un riesgo que no pensamos que fuera posible. Por ello, para prevenir el contagio y protegernos del virus, el uso de la mascarilla facial se volvió indispensable.

Sin embargo, muchas personas se preguntan constantemente ¿Cómo se debe utilizar la mascarilla adecuadamente para protegernos? Y esa es una información vital que todos debes tener claro.

¿Cómo son las mascarillas o tapabocas adecuadas?

Un tapaboca o una mascarilla, debe cumplir con ciertas normas para que pueda considerarse apta para su utilización. Especialmente en la forma en la que esté fabricada, ya que deberá cubrir la boca y la nariz correctamente.

Por lo tanto, para adquirir un tapabocas o una mascarilla contra el covid-19 debes tener estos puntos en cuenta:

  • Debe cubrir por completo las zonas de la nariz, la boca y la barbilla.
  • El tamaño debe ser adecuado para el tamaño y la forma del rostro.
  • Las bandas deben estar firmes para que puedan sostenerse adecuadamente detrás de las orejas.
  • El material debe ser denso. O incluir varias capas de tela. Si la mascarilla es muy fina, tenderá a dañarse muy rápido o puede no proteger adecuadamente.
  • Deberá permitir la respiración sin ningún tipo de dificultad.

Lo más importante para la utilización de las mascarillas, es tener en cuenta de que estas no deben utilizarse en personas con dificultades respiratorias, que estén inconscientes o que no se puedan retirar la mascarilla por sí solos. En caso de utilizarla en niños menores de 2 años, tener precaución constante.

utilizar correctamente una mascarilla

¿Cómo utilizar correctamente una mascarilla contra el covid-19 ?

Una vez que ya hayas adquirido la mascarilla contra el covid-19 adecuada, ahora será tu deber colocartela muy bien para que esta peda hacer el trabajo correctamente.

Lo primero que deberás hacer es lavarte muy bien las manos con abundante agua y jabón, y secarlas con una toalla limpia y seca. No toques demasiado tu rostro al ponerte la mascarilla.

Si lo prefieres, antes de colocarte la mascarilla puedes ponerte unos guantes antisépticos, preferiblemente nuevos. Para evitar tocar tu rostro demasiado.

Cuando coloques la mascarilla, asegúrate de que esta cubra toda la parte inferior de tu rostro. Esto incluye: La parte inferior de los ojos, la parte superior de las mejillas, la nariz, la boca y la barbilla.

Muchas personas cometen el error de utilizar una mascarilla muy holgada en los costados. Lo más importante, es que debe cubrir muy bien el rostro para que al toser o estornudar las partículas de saliva no se dispersen demasiado en el aire.

En caso de que tu tapaboca o mascarilla quede muy holgada, deberás modificarla tú mismo en casa o adquirir una diferente. Tu rostro deberá estar cubierto, más debes ser capaz de respirar normalmente.

Una vez ajustada, podrás salir sin problemas a la calle. Ten en cuenta que una vez salgas de tu casa, no retires la mascarilla hasta que vuelvas a estar dentro de tu hogar y te hayas lavado las manos adecuadamente.