Las mascarillas de tela son las más populares hasta el momento. Debido a que las mascarillas desechables se han vuelto algo escasas por la pandemia, el uso de las reutilizables es cada vez más necesario. Ciertamente las mascarillas desechables están hechas de un mejor material, y pasan por rigurosas pruebas, pero las de tela también pueden proteger igual de bien.

Las mascarillas de tela, sirven para desacelerar la propagación del virus, también nos protegen de las personas que presenten síntomas. Aunque no debemos confundir las cosas, no brindan la protección de microfibra que las mascarillas desechables.

¿Para quién está destinado el uso de las mascarillas de tela?

En realidad, pueden ser utilizadas por casi cualquier tipo de persona, siempre y cuando no presente síntomas de COVID-19. Si está correctamente confeccionada, puede brindar protección ante muchos escenarios.

Por lo tanto es recomendable su uso para personas que transitan comúnmente las ciudades, en sus hábitos diarios. Aquellos que cumplen con su trabajo a pesar de la pandemia, también pueden utilizar estas mascarillas, ya que funcionan bien al protegerlos.

mascarillas de tela

En donde no es recomendable su uso, es en lugares de atención médica u hospitales donde se conozca infectados de COVID-19. Ya que la efectividad de estas mascarillas radica en su entorno, donde mientras más fresco esté, mejor funcionará.

De la misma manera, pierden su efectividad si se encuentra en un lugar cerrado y muy concurrido. En el resto de los lugares, es bueno su uso para todas las personas, exceptuando obviamente a los médicos.

Los médicos deben obedecer las normas sanitarias impuestas por las organizaciones de salud, y deberán utilizar las mascarillas reglamentarias. Es bien sabido que los médicos atienden directamente a pacientes que presentan COVID-19 positivo.

Por esto deben utilizar un tipo de mascarilla que filtre de forma mucho más eficiente el aire que respiran a diario en los hospitales.

¿Cuánta protección ofrecen realmente?

Realmente, las mascarillas de tela si son eficaces para protegernos de la propagación del virus con el cual se lucha actualmente. Aunque esto siempre va a depender del tipo de material con que sean confeccionadas, el tamaño y las previsiones que se tomen.

No todas las telas pueden frenar partículas microscópicas como lo son los gérmenes, debido a que su costura es muy grande. Lo mejor sería utilizar telas de algodón con costuras apretadas, si se utilizan varias capas se puede mejorar su efectividad.

La mejor recomendación sería, adquirir las mascarillas de tela que venden en farmacias y hospitales. Estas mascarillas normalmente cuentan con especificaciones UNE 0064 o 0065, que garantizan el cumplimiento de los requisitos mínimos en filtración bacteriana.

Aunque las mascarillas no lo son todo, también se deben tomar ciertas previsiones para su correcta protección. Dale un vistazo a los siguientes consejos para el uso y adquisición de las mascarillas de tela:

  • Se debe prestar atención a las etiquetas de las mascarillas de tela, estas deben contar con las especificaciones UNE 0064 o 0065.
  • Deben tener una forma muy similar a las mascarillas quirúrgicas, sin costuras al medio.
  • Deben contar con el tamaño correcto y filtros con normativa 143:2001.
  • Ajustar correctamente la mascarilla, que cubra la boca, la nariz y el mento.
  • Quitarse la mascarilla desde las tiras de amarre.
  • Lavarse las manos con abundante agua y jabón, antes y después de quitarse la mascarilla.
  • Con cada uso, lava con agua caliente y jabón la mascarilla.

Recuerda que evitar la propagación del virus es trabajo de todos, si se hace este esfuerzo hoy, mañana podremos asegurar un fututo sin pandemia.