Es muy importante saber cuales son los materiales para fabricar una mascarilla. Con la pandemia del covid-19 en su apogeo, muchas personas se vieron en la necesidad de reducir gastos en mascarillas fabricándolas ellos mismos en casa. Sin embargo, no todas las telas son ideales para esto.

Y en muchas ocasiones, las personas suelen fabricar mascarillas para protegerse con una tela que no cumple la función. Esta puede ser muy rustica y lastima la piel, demasiado densa y no deja respirar o demasiado floja y no cubre nada.

¿Cuáles son los mejores materiales para fabricar una mascarilla?

Los expertos indican que la manera en que el covid-19 se propaga es principalmente a través de diminutas partículas de saliva o respiratorias en el momento en que un individuo infectado tose, respira, habla o estornuda.

Hay que tener en cuenta que estas partículas se presentan en diferentes tamaños. Y las más pequeñas puedes llegar a medir hasta micro centímetros, por lo que pueden traspasar fácilmente casi cualquier tipo de tela.

Sobre todo a través de las fibras de los cubrebocas de telas, fabricados rápidamente en casa y que no cuentan con ningún tipo de filtro. Sin embargo, muchos científicos han estudiado la manera para que al combinar diferentes tejidos comunes se pueda obtener un filtro que sea capaz de sostener hasta las partículas más pequeñas.

Luego de que los investigadores hicieran diferentes tipos de pruebas en diferentes tejidos, llegaron a la conclusión de que la mejor manera para fabricar una mascarilla casera sería con la combinación de lo siguiente:

  • Una capa de tela o sabana de algodón tejido.
  • Combinado con dos capas de gasa de poliéster-spandex.

materiales para fabricar una mascarilla

Luego de que el experimento finalizó, llegaron a los resultados de que las partículas más diminutas fueron filtradas entre un 80 y 90%. Teniendo un rendimiento cercano a los materiales de una mascarilla N95.

Por otra parte, al sustituir el poliéster por franela o seda natural se obtienen resultados similares a utilizar los materiales anteriores.

Además, explican que la efectividad de estos materiales está en que las telas apretadas como el algodón actúan como una barrera que detiene las partículas. Y las telas con carga estática como el poliéster o la seda natural, sirven como una barrera electrostática que filtra el aire.

A pesar de ello, estas mascarillas no son infalibles. Ya que si no están adecuadamente ajustadas al rostro, la eficiencia de la retención y el filtrado se reducía más de la mitad. Por lo que tenerlas correctamente puestas es de vital importancia.

Así que ya estás al tanto de los mejores materiales para fabricar tus propias mascarillas en casa. Y de esta manera reducir gastos y estar siempre protegidos.